Manchakuypi Kay

FUENTE: www.fondos10.net

Más sobre #concentracióndemedios (parte 1)

A propósito de dos columnas en Semana Económica

Publicado: 2014-02-06


En su última edición, Semana Económica ha presentado una interesante contraposición de columnas, escritas por Alejandro Falla y Luis José Diez Canseco, ambos profesores en temas de competencia de la PUCP. Pueden ver el DeathMatch aquí.

En esta primera parte quisiera discutir algunas frases clave del artículo de Alejandro Falla (en contra del argumento del acaparamiento).


1. "La supuesta concentración de la prensa escrita"

La concentración es una realidad. Un simple cálculo del HHI nos dice que, con la compra de Epensa por parte del Grupo El Comercio (GEC), el mercado ya está más concentrado. Y también lo hubiese estado de haber el Grupo La República (GLR) comprado Epensa. La discusión, en realidad, es en torno al acaparamiento (¿puede el mercado concentrarse un día y desconcentrarse el siguiente?).


2. “Ninguno de los medios de prensa escrita antes o después de la ‘concentración’ está en capacidad de incrementar el precio de sus productos”

El autor reduce la discusión a un asunto de control de fusiones y abuso de posición de dominio (y nunca se ha planteado así). ¿Los demandantes creen que el GEC subirá los precios de forma desmesurada? No. Como ya he explicado en este post, un país puede invocar "intereses legítimos" para impedir operaciones con las cuales económicamente no tendría problemas.  Ese es el argumento de los demandantes, nuestra Constitución permite los monopolios, salvo en la prensa, en la cual el acaparamiento es explícitamente prohibido.Es decir, nadie está hablando de abuso de posición dominante.


3. “Tampoco existe un mercado para la publicidad ‘en medios escritos’ separado e independiente del mercado para publicidad en otros medios”

Si bien todos los participantes de la prensa escrita compiten por las mismas cuentas de publicidad, que un grupo posea el 80% de los medios escritos, ¿no le podría darle una ventaja (anticompetitiva) para incluso ‘cerrarle el caño’ a su competencia, mediante negociaciones con sus anunciantes?


4. “Lo mismo se puede decir [que es un esfuerzo de retórica] respecto de un eventual ‘acaparamiento’ palabra que no escuchaba hablar desde la época de la leche ENCI en los ochenta”

Por más marcados -traumados, diría yo- que estemos por la acepción que el desastroso gobierno de Alan García ha tatuado en nuestras mentes,  no podemos ignorar (como expliqué en este post) que el acaparamiento también es adquirir todo o gran parte de algo (que además debe poseer algún tipo de escasez), sin que necesariamente se quiera especular con dicho bien. 


5. “El crecimiento de las empresas no está prohibido ni sujeto a control. Esto vale para las cacerolas, el jabón o cualquier medio de prensa escrita”

Y éste es un punto central. En otros países, el crecimiento de las empresas sí puede ser controlado bajo el argumento de que los consumidores pueden verse perjudicados. En el Perú, no; pero la Constitución realiza una separación clave para los medios de comunicación. En pocas palabras, para la Constitución, las cacerolas, el jabón y los medios de comunicación no son lo mismo.

Con lo que podría ayudarnos INDECOPI -insisto- es con determinar si existen condiciones de competencia y si, por tanto, no hay lugar a acaparamiento posible.


Escrito por

bensolis

Economista. Trato de no olvidar que tengo un blog.


Publicado en