defiende el enfoque de género

Cortesía de nuestros amigos los mochica y de blouinartinfo.com

Concentración de medios I

El porqué del segundo párrafo del artículo 61

Publicado: 2014-01-12

Éste es el primero de tres artículos en los que abordaré tres puntos: si tiene sentido prohibir que un grupo posea gran parte de los medios, qué se requiere para que exista un acaparamiento y cuál es el panorama ante la acción de amparo interpuesta por ocho periodistas.

En muchos países del mundo, las autoridades reconocen que, si bien es beneficioso que las empresas crezcan y desarrollen los mercados internos, cuando ciertas corporaciones pretenden crecer mediante compras o fusiones con sus competidores, esto puede traer consecuencias negativas para el mercado. Por ello, dichos países —Estados Unidos y los países europeos, por ejemplo— cuentan con mecanismos de “control de fusiones”.

En el Perú, más bien, las empresas son libres de crecer todo cuanto quieran sin que nadie las detenga. Es la opción que hemos elegido como país y es válida: vigilar la libre competencia e intervenir no cuando una empresa posea posición dominante, sino cuando haga un uso abusivo de ella.

Pero esta permisividad a que las empresas se fusionen y crezcan podría verse restringida en el caso de los medios de comunicación. En este caso, el segundo párrafo del artículo 61 de nuestra Constitución es bastante claro. Éste señala expresamente que no pueden ser objeto de acaparamiento “la prensa, la radio, la televisión y los demás medios de expresión y comunicación social”.

¿Por qué existe este párrafo cuya redacción, por cierto, viene del artículo 134 de la Constitución de 1979 (concebida luego de sufrir la concentración de medios a manos del gobierno militar)? Claramente, en el contexto de una democracia moderna, el sentido es asegurar que los medios de comunicación hagan un contrapeso político a los poderes del Estado y no sean fácilmente capturados por éste, buscando brindarle al consumidor pluralidad de contenido.

En consecuencia, controlar el acaparamiento tendría por objetivo evitar que un mismo grupo se haga con la mayoría de medios —en este caso, diarios—, y garantizar de esta forma que el consumidor final tenga más (y no menos) opciones. Nadie plantea que atomicemos el mercado porque, evidentemente, hay ganancias por economías de escala y es saludable que existan grandes grupos empresariales.

¿Es esta idea de regular el acaparamiento comunista, intervencionista y raramente exhibida?. En los países europeos, donde existe una Comisión que aplica control de fusiones, se reconoce que —en primera instancia— dicha Comisión puede no tener objeciones económicas con una operación que lleve a un mercado de medios más concentrado pero que, en última instancia, corresponderá a los gobiernos nacionales establecer si ésta procede.

En concreto, el artículo 21(4) del Reglamento Comunitario de Concentraciones establece que los Estados Miembros podrán adoptar las medidas pertinentes para proteger intereses legítimos, definiéndolos posteriormente del siguiente modo:

Reglamento Comunitario de Concentraciones
Artículo 21
4. No obstante (...) los Estados miembros podrán adoptar las medidas pertinentes para proteger los intereses legítimos distintos de los considerados en el presente Reglamento (...)
 
Son considerados interes legítimos en el sentido del primer párrafo la seguridad pública, la pluralidad de los medios de comunicación y las normas prudenciales”.

Es decir, que incluso si la Comisión Europea determinara que una fusión de empresas no tiene efectos económicos incompatibles con el mercado, el gobierno nacional podría decidir no autorizarla en defensa de los intereses previamente mencionados.

Como vemos, no es una motivación económica la contenida en artículo 61 y, además, no es un argumento intervencionista y usado por países poco desarrollados. Pero este post básicamente responde a aquellos que no creen siquiera que la redacción del artículo 61 debería existir. Todavía queda por definir qué es acaparamiento y si, reconociendo que la Constitución lo prohibe, existe acaparamiento en el mercado de prensa escrita. Mañana martes, el post que define qué es acaparamiento.


Escrito por

bensolis

Economista. Trato de no olvidar que tengo un blog.


Publicado en