QEPD Wilindoro Cacique

FUENTE: ciudadayacucho.anuxi.pe

Feriados, huelgas españolas y burócratas peruanos

LO QUE SE GANA Y PIERDE CON UN FERIADO LARGO

Publicado: 2013-07-01

Al final de la semana que pasó, leí por twitter a alguien que se preguntaba si realmente resultaba conveniente decretar feriados largos. Por un lado —iba su argumento— se favorece la actividad comercial y turística; pero, por otro lado,  se dejaba de producir mucho en esos días.

Los feriados son especiales. No faltará quien diga que, si somos un Estado laico, no deberíamos decretar feriados en honor a San Pedro o Santa Rosa. Pero son los menos. La verdad es que, cuando se trata de descansar, casi todos están de acuerdo. En Cataluña que, ya se sabe, es algo separatista,  conviven alegremente el Once de Setiembre (día nacional de Catalunya), el 12 de Octubre (Fiesta de la Hispanidad) y el 6 deDiciembre (día de la Constitución Española).

Si aceptamos que existe un número de feriados ineludibles, la crítica que hacen muchos es por la necesidad (y el impacto) que tiene crear “puentes” o “feriados largos”, además de los existentes.

Promperú ha manifestado que el objetivo es promover el turismo interno y así generar un mayor nivel de actividad económica que, además, favorezca a las comunidades que reciben a los turistas. Así, en lo que va del año, los tres feriados largos habrían generado más de US$ 700 millones(*).

Hace unos meses en España existió un debate interesante. Se convocó a una Huelga General, en rechazo a las medidas adoptadas por el presidente del gobierno español. Las huelgas terminan siendo acatadas por prácticamente todos: el transporte público se detiene (con excepción de los servicios mínimos de ley), todas las tiendas y bares cierran, y los trabajadores no acuden a trabajar a sus empresas. El Gobierno salió a rechazar la huelga con una cifra en la mano que parecía ser la división del PBI anual entre 365 días. Algunos economistas salieron a criticar el cálculo tan primario. Después de todo, ¿acaso se produce exactamente lo mismo todos los días? Y además, ¿no existe un componente del producto que termina, de todas formas, produciéndose luego de la huelga?

En efecto, si una empresa tiene ya un pedido para producir "X" unidades, aunque entre en huelga un día, ésta nivelará su producción en los siguientes días y, se terminarán produciendo las "X" unidades. Si alguien quería irse a cortar el pelo, pero ese día no pudo, podrá ir al siguiente día. Es obvio que habrá pérdidas por bienes cuya producción o consumo difícilmente podrán recuperarse: la coca cola que ese día te morías por tomar o el sándwich que querías comer. Sin embargo, parece exagerado decir que toda la producción de esos días se perderá.

Por lo mismo, los detractores de los feriados largos parecen sobredimensionar las pérdidas que estos días libres podrían generar. Más aun, considerando dos aspectos: el tipo de labores que realiza el Estado y la condición de “recuperable” del feriado público. En primer lugar, el sector estatal está prácticamente confinado a la labor gubernamental (casi no produce bienes). La pérdida de producción es, por tanto, mínima. Para los burócratas estatales es, más bien, acumular su trabajo y realizarlo, dado que es un “feriado recuperable”, en las horas que, luego de su jornada laboral, se programen. Por tanto, nada se deja de hacer.

Para terminar, algo debe llamarnos la atención. El feriado que más ha generado en lo que va del año es Semana Santa (US$ 280 millones). Es decir, que no se trata tampoco de crear feriados a lo loco. Éstos deben ir acompañados de una oferta turística interesante, como sucede en esas fechas. Preguntémonos por qué el turismo interno en otros países y regiones es más intenso. Los feriados largos están funcionando pero, ¿se imaginan cuánto más funcionarían si tuviéramos buenos aeropuertos a nivel nacional, precios competitivos en las aerolíneas, carreteras seguras y una mejor oferta turística? Por ahí debemos ir.

-------------------------------------------------------------------

(*) No queda claro cómo se ha calculado esta cifra; es decir, si es el monto de bienes y servicios transados durante dichos feriados o, más bien y como debería ser, el monto adicional que se transó en estas fechas, gracias a los feriados.


Escrito por

bensolis

Economista. Trato de no olvidar que tengo un blog.


Publicado en